1291-1294 CONQUISTA DE TARIFA

En 1291, finalizadas las treguas, se reanudaron las hostilidades entre castellanos y musulmanes. Estando el Rey en Valladolid, le llegaron noticias de que Abu Yakub, hijo de Abu Yusuf y nuevo emir meriní, había pasado a la península con sus ejércitos y tenía sitiada a Vejer. Sancho IV recaudó fondos en el ayuntamiento de Medina del Campo y mandó armar una nueva flota en los puertos de Castilla, Asturias y Galicia, requiriendo otra vez los servicios del almirante genovés Micer Benedicto Zacarías, a quien solicitó doce galeras, más once que obtuvo en promesa del Rey de Aragón tras el compromiso nupcial de éste con la infanta Isabel, hija de Sancho IV.

Abu Yakub, que se había retirado a Tánger, pretendió retornar a la península con doce mil caballeros, para los que tenía preparadas veintisiete galeras, pero se encontró frente a sus costas con la armada castellana comandada por Benedicto Zacarías y compuesta por sólo doce galeras. Entablado el combate, las galeras castellanas maniobraron más eficazmente, logrando desbaratar al enemigo: es el 6 de agosto de 1291. Tras apresar trece barcos musulmanes y poner en fuga a los restantes, el almirante Benedicto Zacarías hizo exhibición de su victoria ante el meriní, quien, humillado, emprendió el camino de Fez con su hueste, según la Crónica de Sancho IV, si bien las fuentes musulmanas refieren que Abu Yakub no sólo no se retiró sino que preparó naves para desembarcar en Tarifa, algo que haría en septiembre de ese año, comenzando a correr las tierras de Jerez y Alcalá del Río durante tres meses, hasta que, con la llegada del invierno, retornó con su ejército a África.

Castillo de Tarifa
Torre albarrana denominada “de Guzmán el Bueno” y coracha que la une al castillo

Sancho IV llegaría a Sevilla en mayo de 1292. A finales de junio podía contar ya con su ejército y con la flota armada en sus reinos, dirigiéndose a continuación sobre Algeciras, mas sus asesores le aconsejaron que tomara primeramente Tarifa, adonde llegaron antes, por tener mejor disposición estratégica para prevenir el desembarco de enemigos. La flota conjunta castellano-aragonesa, comandada por Benedicto Zacarías y el vicealmirante Berenguer de Montoliu, se encargaba del bloqueo naval a la ciudad sitiada, impidiendo la posible llegada de refuerzos meriníes. La ciudad resistió hasta el 21 de septiembre, y tras entrar en ella victorioso, dejó el Rey a varias galeras encargadas de la vigilancia de sus costas.

A finales de 1293 habría entablado contactos Abu Yakub con el despechado rey de Granada, quien no había obtenido la plaza de Tarifa como le prometiera Sancho IV. Así, en los inicios de 1294 comenzaron las tropas benimerines a pasar a al-Andalus para recuperar Tarifa, cuyo gobierno había concedido el Rey a Alfonso Pérez de Guzmán. Enterado Sancho IV de ello, actuó rápidamente, enviando a su privado Fernán Pérez Maimón a la corte aragonesa a solicitar once galeras, al tiempo que mandaba armar otras once en sus propios puertos.

En el cerco de Tarifa tuvo un destacado papel el infante Juan, hermano de Sancho IV, al servicio del rey de Fez, quien había concedido el mando de un importante ejército,

Infante Juan de Castilla

con el cual no pudo, sin embargo, tomar la plaza, defendida con tenacidad por Pérez de Guzmán, quien prefirió que el infante Juan matara a su propio hijo antes que rendirla.

Estatua de Guzmán el Bueno en Tarifa

Mientras Tarifa resiste el asedio, Juan Mathé de Luna estaba realizando en Sevilla las gestiones necesarias para la puesta a punto de la flota castellana encargada del auxilio a la ciudad.

Tumba del Almirante Juan Mathé de Luna en la Catedral de Sevilla

Finalmente, gracias al sacrificio de los defensores y a la efectiva intervención de la escuadra armada en Sevilla por Juan Mathé y de la procedente de los puertos levantinos en la que viajaba Fernán Pérez, los ejércitos musulmanes levantaron el sitio de la plaza tarifeña entre agosto y septiembre de 1294.

Pintado en ocre el recinto amurallado de Tarifa y su acceso en el siglo XIII, en salmón los correspondientes al siglo XIV

Bibliografía consultada:

  1. La Marina de Guerra de la Corona de Castilla en la Baja Edad Media, desde sus orígenes hasta el reinado de Enrique IV (Tesis Doctoral). Francisco Javier García de Castro.
  2. Castilla y el dominio del mar en la Edad Media (1248-1476) (Tesis Doctoral). Manuel Flores Díaz.
  3. Cruzados, peregrinos y mercaderías a través del mediterráneo. (Evolución del buque y la navegación en el entorno templario como base de la creación y establecimiento de las primeras líneas regulares) (Tesis Doctoral). Alberto Muñoz Amor.
  4. Historia Marítima Española. Francisco Javier Oubiña Oubiña.
  5. Historia de la Armada del Cantábrico. Delfín Rodriguez Fernandez.
  6. La marina alfonsi al asalto de África . José Manuel Rodriguez Garcia.
  7. Las empresas navales de Castilla.  José Cervera Pery.
  8. La Marina de Castilla. José Cervera Pery.
  9. Los Almirantes y la Política naval de los Reyes de Castilla en el siglo XIII. José Manuel Calderón Ortega.
  10. Wikipedia. https://es.wikipedia.org.
  11. http://armada.mde.es/ArmadaPortal/page/Portal/ArmadaEspannola/conocenos_historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: